Inauguración del Congreso “Mujeres en el exilio republicano de 1939”. Madrid

Inauguración del Congreso “Mujeres en el exilio republicano de 1939”. Madrid
16 de octubre de 2019 - Instituto Cervantes, Madrid

Inauguración del Congreso “Mujeres en el Exilio Republicano de 1939”. Madrid

La ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado, ha reivindicado el papel de las mujeres del exilio republicano en la construcción de la democracia en la inauguración del Congreso Internacional “Mujeres en el Exilio Republicano de 1939” que se celebra en el Instituto Cervantes, del 16 al 19 de octubre. En su intervención, ha recordado a las juristas Victoria Kent, Clara Campoamor, Julia Álvarez y María Lluïsa Algarra, en representación de muchas otras mujeres anónimas y desconocidas que durante la Guerra Civil se vieron abocadas al destierro, ha pedido mantener viva su memoria y rescatar su papel “en la construcción de nuestra sociedad y nuestra democracia”.

Delgado ha recordado también a Neus Catalá, luchadora antifascista recientemente fallecida, para señalar a tantas mujeres “que pueblan las páginas no escritas de la historia”. Mujeres de perfiles diversos, como políticas, sanitarias, maestras, periodistas, escritoras, científicas y amas de casa que vieron amenazadas sus vidas y partieron al exilio, que les condujo “al desarraigo, el desánimo y el sentimiento de fracaso”.

Victoria Kent fue la primera directora general de Instituciones Penitenciarias de la República y diputada en las Cortes Constituyentes al igual que Clara Campoamor, activa sufragista. Julia Álvarez fue, además de diputada, la primera gobernadora civil de España y la primera magistrada. También María Lluïsa Algarra fue la primera jueza con apenas 20 años. La ministra ha subrayado que estas cuatro mujeres fueron las precursoras en el desempeño de unos cargos tradicionalmente asignados a los hombres y “se enfrentaron a la sociedad patriarcal con el objetivo de que restituyera a la mujer el protagonismo que le había usurpado”.

Dolores Delgado ha recordado que una de las primeras medidas represivas del franquismo contra ellas fue su suspensión en el ejercicio de la abogacía. Su lucha y testimonio no fue, sin embargo, en vano, porque la historia ha demostrado “que su meta era la dignidad, la igualdad y la libertad de la mujer, y también, de la humanidad”, ha subrayado.

Organizado por el Ministerio de Justicia, la Comisión Interministerial para la Conmemoración del 80º aniversario del exilio Republicano Español y el Instituto Cervantes, el congreso se prolongará hasta este viernes desarrrollando distintas actividades paralelas, entre ellas, la exposición “Pasos sin tierra”.

Ver Galería de Imágenes